Posts

Crónicas del Café de las Sonrisas

¿Viajar, para qué?

Nos han criado para ser estables, para hacer las cosas bien y lograr quedarnos en un lugar por mucho tiempo, porque la estabilidad es sinónimo de éxito según nos enseñaron.

La idea de que debemos cambiar el mundo la hemos escuchado desde pequeños, sin estar muy seguros de lo que en realidad sucede a nuestro alrededor, suponemos que el mundo no está bien para que todos hablen de transformarlo. Sin embargo, nadie nos dice que para cambiarlo primero debemos conocerlo y solo conociéndolo podemos entenderlo y luego podemos transformarlo.

No estoy muy segura como lograr romper poco a poco con ese paradigma, pero sí estoy segura que un viaje lo puede lograr por completo.

El viaje promete ser largo, la ansiedad y el temor a lo desconocido están presentes. Las historias de viajeros siempre describen expectativas del país antes de arribar en él. Esta vez es diferente, el país está esperando esa llegada, y ha ajustado sus pequeños mundos para que se acople con el que está a punto de llegar.

Una ciudad

Voluntariado granada

La mañana es luminosa en Granada. Un par de puertas antiguas y su característica arquitectura colonial es la primera vista de la ciudad que posee más de 300 islas pequeñas en su costa.

Sus calles abren paso a los carruajes que le dan un toque de fantasía al recorrido, sus paredes pintorescas te hacen sentir en casa, y aunque sea una ciudad que visitas por vez primera, parece que te conoce mucho y te da exactamente lo que buscas al visitarla. Probablemente esa sea la razón por la que sus calles las recorren más turistas que granadinos.

A cinco minutos de su parque central, sobre la calle la Gran Sultana o la París de Centroamérica como otros la llaman, este viaje se detiene por un café. No es el mayor atractivo de Nicaragua, pero al llegar las cuatro de la tarde y después de un largo viaje se vuelve necesario. El pasillo que conduce a las mesas tiene a su lado izquierdo un taller de hamacas con más de diez jóvenes nicaragüenses trabajando en él, y a su lado derecho saludan dos de los meseros, les faltan palabras pero les sobran sonrisas y deseos de servirte un café.

Al salir, la ciudad parece ser aún más prometedora

Tío Antonio

Tio Antonio

La misma parada te conduce a conocer a su fundador a quien todos llaman “Tío Antonio”. Los españoles para demostrar cariño y confianza a uno de sus buenos amigos lo llaman “tío”. Eso es justamente lo que Antonio de 41 años representa para más de 15 jóvenes que se encuentran trabajando ya sea en el taller de hamacas o en el café, ambos lugares forman el ya reconocido Centro Social Tío Antonio. Ninguno de los jóvenes que lo llaman “tío” es español o planea vivir en España, pero expresan con entusiasmo que tío Antonio es su papá.

“La idea era recorrer toda Latinoamérica, pero solo llegué a Nicaragua y me llené de hijos” dice un chef español que dejó su cocina en Manhattan hace más de diez años y ahora se dedica a ser padre, abuelo y estratega para mejorar el estilo de vida de los jóvenes que llegan al Centro.

Sentado en la escalera de una de las entradas del local,Tío Antonio bebe una taza de café segoviano y enciende un cigarro mientras comenta con su marcado acento español: “surgió como una alternativa para aquellos chicos con discapacidad a los que había ayudado durante años pero no tenían salida laboral después de sus estudios”.

Sin darnos cuenta, hemos entrado a la primera cafetería en América y la cuarta en el mundo dirigida por personas sordas.El lugar se rige por el silencio. Los cafés se piden sin palabras, sólo con señas y miradas. El visitante empatiza con el camarero y aprende a hablar un lenguaje sin sonidos. Se llama El Café de las Sonrisas, un lugar único en Granada, uno de los lugares más turísticos de Nicaragua, donde la única regla es comunicarse sin mediar palabras.

Tejer palabras

Tejer palabras

 

Tejer palabras Tío Antonio solicitó ayuda con clases para sus hijos del taller de hamacas. Muchos de ellos no terminaron la escuela y algunos solamente saben leer. La siguiente visita al café será distinta, pero promete mayor interacción. La primera clase va a iniciar, los chicos están muy callados, su participación es casi nula y el diagnóstico indica que debemos repasar todas las reglas ortográficas y gramaticales de nuevo. Será un mes de mucho trabajo, vamos a jugar con las palabras, conocerlas, explorarlas, cambiar su orden, no tener miedo de usarlas, y conocer el poder que tienen cuando las usamos en el momento correcto.

Treinta tazas de café después y un par de libretas llenas de letras, los chicos están logrando hacer un escrito de su autoría, será sorpresa para Tío Antonio. Quieren hacerlo sentir orgulloso, quieren demostrarle lo conscientes que son ahora de su propia educación, quieren que él escuche sus historias, las cuales muchas de ellas terminan siendo agradecimientos.

Definitivamente el tiempo nunca es suficiente, es último día de este viaje, último día de recorrer esta ciudad, y último día de beber café segoviano recomendado por el mismo Tío Antonio. Los chicos no dejarán de tejer hamacas por el momento, aún más si lo disfrutan. Pero estoy segura que ahora también están tejiendo y creando sus propios pensamientos y palabras, su propia manera de ver el mundo, un mundo que los espera para conocerlos y pide con señales ser recorrido para que más experiencias como la de este viaje se repitan.

“Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar al mundo”.

– Eduardo Galeano

Si querés saber sobre nuestros proyectos de voluntariado global has clic acá e impactá al mundo de forma positiva

Nunca pensé que Nicaragua era así de tuani

Cuando decidís hacer un voluntariado en el extranjero viajas no para hacer un cambio  en el lugar, si no para cambiar la idea que tiene de él, convivir con su gente, probar nuevas comidas, aprender de sus costumbres, recorrer sus calles y hacer cosas que ni creías que harías; nuestro país es muy visitado, sin embargo a veces creo que hay mucha gente que no sabe donde estamos; recuerdo que una vez alguien me preguntó si éramos parte del Caribe  o que pensaba que Nicaragua era una Jungla.  Por eso desde el Programa de Voluntario Global de AIESEC están los proyectos de Iknelia que es para que descubran nuestra Nicaragüita.

¿Recordás el blog 6-semanas-pura-vida? Ahí mencionamos la cooperación que hay entre Nicaragua y Costa Rica. El concurso de AIESEC y MAPFRE se realizó también  en Costa Rica y el participante ganador para venir a nuestro país  fue Josué Quirós Gómez estudiante de Administración de Empresas en el Tecnológico de Costa Rica (TEC) y el  proyecto ejecutado fue Iknelia Education que está alineado al Objetivo de Desarrollo Sostenible #4 Educación de Calidad  el cual consiste en enseñar o reforzar el idioma de ingles  a través del método de waldorf en clases de campamento de verano; él estuvo en la escuelita Santa Teresita de Jesús en Tipitapa, Managua.

experiencia internacional

Josue comparte su experiencia en tierra pinolera:

Conoció AIESEC por su prima y por un stand informativo en la Universidad, inició a ahorrar para ir a México sin embargo  cuando supo del concurso participó en el y ganó. Josué nos dice que sabía poco de Nicaragua, lo básico y pensaba en la brecha que existe entre las personas y  que podían ser discriminatorias siendo él Tico. También nos dijo que “No tuve tiempo para prepararme para el viaje porque  estaba terminado semestre y después tenía que viajar; hasta un día antes  sentí un poco de miedo y de ansias por la experiencia que iba a vivir, tenía muchas expectativas”.

“Uno no se da cuenta de  la magnitud de lo que va vivir  en otro país  hasta que estás solo, como que entrás en razón. Hasta que iba viajando pensé en todo lo que iba a conocer y a las personas con quien conviviría, no sabía si  iba a disfrutar o me quedaría todo el tiempo o me iría antes.”

internacional nicaragua

Josué nos cuenta que compartió su proyecto con dos chicas voluntarias del El Salvador Damaris López y Margarita García,  además ellos vivieron juntos por seis semanas en la Capital Managua. Conocí voluntarios de México, Colombia, Alemania, Holanda y Brasil, sin embargo Marcos  Alonzo y Carmen Alemán, Nicaragüenses, nos ayudaron muchísimo.

Parte del proceso de adaptación cuando viajaba para la escuelita era el hecho que los voluntarios  usaban  los buses; y él nos dice: “ yo sentía que me quedaban viendo, es esa sensación de ser extranjero y llamar la atención pero con el tiempo se me quitó la idea  y me acostumbré”

Le preguntamos a Josué:

Comida que te gusto: Fritanga con pechuga de pollo asado.

Bebida: Cacao, e incluso le pedí ayuda a la Tia de mi host para preparar cacao tradicional y traerlo a mi casa.

Primera impresión: Árboles de la vida me parecieron bonitos al principio.

Lugares favorito: La playa de la boquita porque fue donde conocí a los otros voluntarios que llegaron en otro periodo, significaron mucho y marcaron mi estadía en el país.  También la Isla de Ometepe que me gustó demasiado.

¿Qué te impactó?: La despedida, compartimos con los niños de la escuelita y otros voluntarios,  hicimos pupusas Salvadoreñas  y dulces de Costa Rica, al ver cómo expresaron su cariño hacia nosotros , cantaron, escribieron cosas en la pizarra y me llegaron a abrazar…

Fue un agradecimiento tan cariñoso demuestra que nuestro trabajo en otro país fue significativo para ellos, ha sido una de las cosas más chiva (tuani) que he sentido en mi vida.

¿Qué no olvidarás?:  Extender mi viaje  e ir a la Isla de Ometepe con poco presupuesto y decir que era  Nica.

Actividad extrema:  Sandboarding  en Cerro Negro.

Frase que te gustó: No hay falla.

Josue ¿Qué le recomendás a un tico que quiere venir a Nicaragua ?

experiencia internacional

Que no se deje llevar por los estereotipos que se tiene en mi país, de que nos pueden tratar mal porque no es así y que Nicaragua es un país que tiene mucho que dar. Que visite la mayor cantidad de lugares que pueda, que conviva con la gente que visite los mercados que coma de todo que vaya a ver los volcanes, hay mucho que hacer.

El nos dice que a nivel general le agradece tres cosas a Nicaragua:

  1. El hecho de enseñarme que para dar mucho no es necesario tener mucho, dar un poco de lo que sos, transmitir tu conocimiento a gente que no tiene la perspectiva de seguir adelante.
  2. Conocer a personas de otros países que  ahora son importante en mi vida y los lazos que se crean el después que se convierten en tus amigos que van más allá de los dia de voluntariado sino que ya son para toda la vida.
  3. Todo el conocimiento que adquirí, conocerme a mí mismo, mis fortalezas y mis debilidades, la cultura, el saber cómo viven las personas de un país tan cercano al mío y conocer Nicaragua fuera del estereotipo que se maneja en mi país.

experiencia internacional

Más allá de todas las enemistades que se manifiesten en las redes sociales o noticieros entre Nicaragua y Costa Rica, no estamos en un ring para pelear y ver quien es mejor o peor; por eso  desde AIESEC tenemos la misión de cambiar esa mala imagen y de resaltar lo que realmente somos, nuestras culturas y que al estar tan cerca podamos aprender uno del otro y así crear armonía para que nuestras sociedades sigan desarrollándose.

 

¿Por qué el unirme a AIESEC puede ser la peor idea que tenga?

Estar en un voluntariado podría ser la peor decisión que podrías tomar, en especial en AIESEC. Sí, a como lo leíste. Estar en AIESEC es perjudicial para tu comodidad, tu agenda y tu círculo social. Puede también desestabilizar tu red de contactos pues, vas a encontrar a demasiadas personas de todo el mundo: Alemania, México, Argentina, Perú; tantos que vas a tener que eliminar personas (que tal vez ni conocés) de tu Facebook.  Y lo peor de todo, vas a salir de tu zona de confort; de esa zona donde te la pasás durmiendo todo el día o te esforzás al mínimo en cada tarea que haces. ¿Qué podría ser peor? ¡Estamos hablando de horas de sueño! Te volvés más productivo.

Como podés ver, AIESEC es una plataforma que cambia radicalmente tu vida al sacarte de tu rutina de ocio y además va de la mano con los objetivos de desarrollo de la ONU para crear un mundo mejor. Pero yo estoy aquí para hablarte de cómo puede AIESEC ser tan dañino para la cotidianidad de tus días.

aiesec actividad conferencia

Potenciá tu liderazgo

Estamos tan acostumbrados a no hacer nada “extraordinario” que tendemos a pensar que el liderazgo es cosa de gente importante, presidentes, gerentes de empresas, revolucionarios, etc. Pero no es así, al ser parte de esta plataforma te retás a vos mismo y descubrís que esto de ser un líder no es algo con lo que obligatoriamente se nace, sino una cuestión de actitud, es enfrentar los desafíos y buscar soluciones, es trabajar en equipo y aprender a desarrollarte a vos mismo y a tus compañeros de equipo, es aprender siempre algo nuevo de los éxitos y fracasos para buscar como ser la mejor versión de vos mismo.

Sos propenso a ser más aventado

Zona de confort aiesec

Una vez que empezás a salir de tu zona de confort, se vuelve más fácil estar fuera de ella. De pronto frecuentás lugares que no estás acostumbrado a ir, te integrás a trabajos/ cursos/ actividades extracurriculares/ idiomas raros, que en tu vida imaginaste que ibas a iniciar; emprendés nuevas metas personales y le das un nuevo sentido a tu vida.

Un artículo en “NYT” expone que, a medida que salís de tu zona de confort, te vas acostumbrando a un estado óptimo de ansiedad, donde tu productividad es también óptima. Tu mente y cuerpo empiezan a acostumbrarse a esa “incomodidad productiva” y cada vez que te desafiás a vos mismo, tu zona de confort se ajusta con vos, de tal manera que se hace más fácil al repetir actividades extracurriculares.

Te volvés más productivo

armando aiesec nicaragua

Al ser parte de un equipo, plantearte metas a corto plazo y trabajando en pro de un bien mayor, sin darte cuenta te volvés más productivo. Te esforzás por cumplir esas metas y hacés todo lo posible para cumplir las metas de equipo porque te sentís bien sabiendo que podés contar con tus compañeros así como ellos cuentan con vos, porque sabés que no estás solo y que podés apoyarte en los demás si acaso te cuesta hacer algo.

Cuando haces algo nuevo, te ves en la necesidad de aprender cosas nuevas, por lo tanto, de manera autodidacta terminás aprendiendo a usar nuevos programas, conocés nuevas herramientas de trabajo, desarrollás nuevas habilidades y todo con el propósito de ser mejor cada día.

Marketing aiesec

Si estás listo para salir de tu zona de confort, esta es tu oportunidad. Podés ser parte de un voluntariado que, no sólo contribuye a un cambio en el mundo, sino que te va a ayudar a sacar el máximo rendimiento. Y aunque esta sea la peor idea que podás tener, ¡Tomá el reto!, levantate de tu sillón y empezá a hacer una Nicaragua y un mundo mejor.

Nica generando sonrisas en China

Mi nombre es Jenyffer Berrios, tengo 22 años de edad, graduada en Strategic Marketing de la Universidad Americana (UAM). En el transcurso de mi carrera, numerosas veces la publicidad de AIESEC atrajo mi atención; acariciar la idea de poner en práctica mis conocimientos académicos en el campo laboral fuera de las fronteras de Nicaragua me emocionaba.

Taiwan AIESEC Volunteer

Hay momentos en los que uno se siente un poco atascado, bloqueado e insatisfecho por lo que ofrece el entorno, probablemente les ha pasado. Considero que en esos momentos un cambio es justo y necesario, correspondiendo a  este sentimiento decidí  dejar mi zona de confort y opté por realizar un voluntariado a través de AIESEC. En el que estaría cooperando con los objetivos de desarrollo sostenible que tiene la ONU para el año 2030.

Fueron 126 opciones de donde ir; buscaba un país lejano, con una cultura ajena a mis costumbres. Se logró localizar en Taiwán un proyecto llamado Dream Beyond Language (DBL) el cual se basa en  asistir a adolescentes a aprender inglés y al mismo tiempo ofrecer un intercambio cultural.

Taiwan Global Volunteer

Al venir a Taipei tuve la dicha de compartir con excelentes personas, tanto con los chicos de AIESEC cómo los profesores y estudiantes en la escuela donde se llevaba a cabo el proyecto DBL, Fuying Junior High School.

Dos meses ha durado este voluntariado y  han sido extraordinarios, una experiencia de resultados positivos. No ha sido sólo el hecho de poder ayudar a aprender inglés sino también el poder generar sonrisas en los rostros de todas las personas involucradas en el proyecto. Un voluntariado como este hace que saques lo mejor de ti, y a pesar de estar enfocado en ayudar a las personas terminan siendo ellas quienes te ayudan a ti.

Los estudiantes se ganaron mi corazón con sus risas, sus preguntas, detalles y sobre todo su inocencia. Ver su interés por mi país y mi cultura no tuvo precio. Sus ganas de aprender fueron realmente motivadoras. Ellos y los maestros en Fuying me hicieron sentir como la personas mas especial de este mundo. Lo cual nunca podré terminar de agradecer.

Mi única preocupación para esta aventura era el hecho que no hablo taiwanés y no todos hablan inglés, afortunadamente nunca fue un problema. Entre señas, un poco de google  pero sobre todo la amabilidad de la gente, mis días siempre concluyeron con satisfacción.

Volunteer Nicaragua Taiwan

Taiwán es un país que enamora. La gente es asombrosa, el día a día te llena de felicidad y los paisajes son realmente inspiradores. Participar en un voluntario internacional es algo imposible de olvidar, definitivamente debería de encabezar ese “bucketlist” que todos tenemos.

Intercambio AIESEC Taiwan

5 Razones por las cuales debes ser voluntario mientras seas estudiante

Para muchos el inicio de clases es abrumador y saber que tus vacaciones están a punto de acabar no es gratificante. Algunos pueden que ya estén en su labor como estudiante, empezando el día muy temprano con asignaciones y demás. No hace falta mencionar las tareas, profesores un tanto “especiales” y café (esa es la mejor parte).

Es por todos conocido que, el estudiar te abre muchas puertas. Pero, ¿En realidad es suficiente con solo asistir a una o dos clases? Pues, al graduarte y empezar a buscar un empleo con tu profesión, quedas en el vasto mundo, sin experiencia alguna de cómo funciona todo.

Hoy no vine a recordarte que ya tus vacaciones terminarán o que tus clases no son lo que esperabas, hoy te traigo 5 razones por el cual un voluntariado puede aportar grandes cosas a tu vida mientras aún sos estudiante.

aiesec conferencia

Tenés la oportunidad de poner la teoría en práctica

Independientemente de la carrera en que estés, siempre habrá un momento en el cuál podrás utilizar tus habilidades en un voluntariado. Ya sea como diseñador, arquitecto, economista o la carrera que estudies; podrás tomar todo lo que has aprendido en clases y darle un verdadero sentido a ello. Es ahí cuando empezás a ver lo importante que es cada clase (hasta la clase aburrida cuyo profesor te mata de sueño), y empezás a valorar y tomar nota de esos detalles que ahora sabes que te servirán en el futuro.

Desarrollá nuevas habilidades

Al haber personas de diferentes carreras en un voluntariado, empezás a socializar, a intercambiar conocimientos y poco a poco nuevos temas van captando tu atención. De igual forma, la experiencia en tu área de trabajo va creciendo y al darte cuenta, ya sos todo un especialista en otras materias. Creeme, esa es la historia de cómo aprendí tanto de Marketing. Puede que llegues a ser tan bueno que, logres captar la atención de empleadores que quieran contratarte, y hasta puede que descubras que tu vocación no es la que tienes ahora. ¡Quién sabe! El mundo da vueltas.

marling aiesec nicaragua

Te ayuda a cumplir créditos

Algunas universidades requieren que realices cierta cantidad de créditos necesarios para poder graduarte. Realizar tus créditos en un voluntariado puede ser la mejor idea que tendrás. A la vez, no solamente estarás cumpliendo con tu universidad sino que, estarás apoyando a una causa benéfica. También aprenderás cosas que, al realizar créditos como de costumbre, no sabrías jamás. Es importante que discutas con anterioridad estas oportunidades con el rector o secretario de tu universidad para que tus créditos sean validados.

Enriquecé tu currículum

Más de alguna vez has escuchado que, al solicitar un trabajo, la experiencia es requerida. Es la famosa paradoja de ¿Cómo ganar esa experiencia si debes trabajar para ganarla?

Te traigo la solución. Un voluntariado no solamente llena un espacio vacío en tu currículum, también es bien valorado por empleadores. Además, como te mencionaba, al poner la teoría en la práctica estás ganando esa experiencia que necesitas no solo para lograr obtener un buen trabajo sino, para empezar a trabajar en tus proyectos personales que venís pensando desde hace mucho.

21468210228_b443cbdce3_k

Ampliá tu red de contactos

Algo que tengo muy en claro es que siempre debés tener en cuenta lo importante que son los contactos en tu vida. Enriquecer tu currículum te ayudará a alcanzar mucho en la vida, pero este debe ir acompañado de contactos profesionales que complementen este mismo. Tener una red de contactos te puede garantizar un puesto de prácticas profesionales o incluso hasta un puesto de trabajo si sos bueno en lo que hacés. Estar en un voluntariado te ayuda a conseguir estos contactos ya que, te involucras en eventos, conocés nuevas personas dentro del mismo, y siempre está el amigo del amigo que tiene ese contacto que tanto necesitás.

aiesec nicaragua

Te invitamos a ser parte de nuestra membresía, impactá Nicaragua mientras te desarrollas a vos mismo.

7 Razones para empezar el 2017 con un voluntariado

De los creadores de “Este año entro al Gym” y “Nuevo año, nueva vida” llega: promesas que pronto son rotas sin siquiera haber finalizado la primera semana de Enero. Empezamos el año, nos alegramos y emocionamos… ¡Bien! Pero a medida que pasa el tiempo, volvemos a nuestras rutinas diarias a la que tanto estamos acostumbrados. Y luego nos quejamos de por qué nuestras vidas son así y de por qué son tan aburridas.

¿Cuántas veces nos identificamos con esto? No hablo de la promesa de bajar de peso sino, de empezar una nueva vida y no poder lograrlo. Esta vez, te traigo 7 razones por la cual un voluntariado cambiará totalmente tu vida en este 2017.

1. Tu vida dará un gran giro.

Si pensás que el 2016 fue un año no tan productivo, la mejor manera de empezarlo es en un voluntariado. Ser voluntario es un mundo tan amplio que implica siempre una total aventura. A la medida que pasa el tiempo, tu forma de ver el mundo cambia drásticamente, te das cuenta de las situaciones que pasan alrededor desde una perspectiva que nadie parece notar. Por consecuencia, tu vida es impactada de una manera que deseas no solo un cambio para tu persona, sino para el mundo. Al igual notas que este sentimiento es compartido con tus compañeros de equipo y te da una razón por la cual seguir creyendo en la humanidad.

aiesec nicaragua voluntariado

2. Descubrirás cosas que no sabías que podías realizar.

Recuerdo la primera vez que fui voluntario en una organización; no tenía ni la más mínima idea de qué hacer, me encontraba en un área tan interesante, pero desconocida para mí en ese entonces: Marketing. ¡No sabía qué hacer! Todas las personas veteranas me hablaban con siglas y términos que en mi vida había escuchado. “Marketing de Guerrilla” “Inbound Marketing”, ni idea.

A la medida que pasaba el tiempo, fui aprendiendo más y me di cuenta que me enamoré del Marketing (y no porque daba la casualidad que la muchacha que me gustaba estaba en esa área). Me gustó tanto que, al final, terminé realizando el Marketing para toda una conferencia dentro la organización; fue un éxito.

voluntariado nicaragua

3. Aprenderás a organizar mejor tu tiempo este año.

No te das cuenta del tiempo que tenés hasta que lo perdés, o al menos hasta que lo invertís en el voluntariado. A medida que avanzas, tu agenda se ve más apretada, y en mi caso, te compras una agenda (no me juzgues, apuesto a que tampoco tenés una), hasta que llegas a un punto en el que te das cuenta lo mucho que has estado desperdiciando.

Al organizar mis tareas individuales, me di cuenta de lo muy poco que estaba aprovechando mi tiempo, y de lo mucho que puedo lograr si en realidad me lo propongo y le dedico tiempo. Pude notar cómo se fugaba todo mi tiempo en redes sociales y lo muy poco productivas que eran mis “noches de estudio”. Además, existe un estudio expuesto en Hardvard Bussiness Review que invertir el tiempo ayudando a otros, te crea el sentimiento de tener más tiempo. Por lo tanto, puse un alto a todo y empecé nuevamente en lo que restó del año. Pues qué te digo, no tener tiempo no es más que una excusa.

4. Conocerás gente asombrosa.

No negaré que, no todo es color de rosa, pero algo te diré con mucha certidumbre: tus compañeros siempre estarán para ayudarte en las malas. Al estar en un voluntariado por un cierto periodo de tiempo, empezás a notar que hay un común denominador en cada uno de tus compañeros: todos están ahí por su propia voluntad (obviamente), y por lo tanto, la mentalidad de ellos difiere un poco al resto de personas.

Los voluntarios están más dispuestos a ayudarte, están dispuestos a dejar todo por la causa. Ellos creen en la esperanza porque quieren ver un mundo mejor. Después de todo, el mejor pago que podés recibir es ver esa sonrisa en la gente que apoyas. Honestamente, es más que satisfactorio.

voluntariado nicaragua5. Conocerás lugares que no pensabas visitar tan pronto.

Ser voluntario también te abre puertas a conocer nuevos lugares. Si te encanta viajar y conocer nuevos lugares, esto es definitivamente para vos. Además, no hay nada mejor que empezar el año conociendo nuevas cosas.

Por lo general, en tus planes está algún día ir a “x” o “y” lugar, pero jamás sucede y tampoco está en tus planes hacer que suceda y sea realidad. Y no hablamos solamente de salir del país, hablamos también de conocer nuestra tierra de la que tanto presumimos sin conocerla. Estar en una organización internacional te ayuda a lograr estas metas frustradas que has venido arrastrando desde muchos años atrás, y te digo, más pronto de lo que crees. Además de que la organización te abra nuevas puertas, tus compañeros también serán la mejor excusa para irse de gira.

6. Tu lista de contactos crece.

Cuando llegas al mundo profesional, te das cuenta de lo importante que son los contactos para tu desempeño laboral. En una de las muchas situaciones que viví en el voluntariado, pude obtener contactos que, además de ser excelentes personas, me brindaron oportunidades de conocer y explorar áreas nuevas de mi vida.

Aunque aún seas estudiante, conocer nuevas personas te abre posibilidades a empezar proyectos personales que, pueden llegar a ser grandes empresas en el futuro. En lo personal, estas personas me han animado cada vez más a emprender un futuro diferente que hace 1 año siquiera lo pensaba.

voluntariado-nica-17. Es una experiencia de la cual no te arrepentirás.

Esto es algo que, en toda mi experiencia como voluntario, diré siempre: No me arrepiento de haber empezado un voluntariado. El nivel de satisfacción que te deja es extraordinario y el nivel de crecimiento personal supera toda expectativa. He conocido y aprendido mucho en un periodo de tiempo tan corto, que cuando miro a mi pasado me pregunto si algún día hubiera alcanzado tanto si no me hubiera atrevido. Esta experiencia ha valido totalmente la pena, y fue la mejor decisión que pude tomar en 2016.

Ya ni hablar de las personas con las que me he topado en el transcurso; personas maravillosas, talentosas, carismáticas y, sobre todo, buenos amigos. Gracias a ellos, soy una persona más atrevida y carismática, y gracias a ellos, soy quién soy, y no sé qué hubiera hecho si jamás los hubiera conocido.

En resumen, ser voluntario es asombroso, ser voluntario te deja buenos valores, ser voluntario te cambia la vida. Al compartir estas experiencias, me di cuenta de lo mucho que he vivido en tan poco tiempo y que hubiera deseado empezar esta aventura desde mucho tiempo antes. Claro que existe muchísimo más de lo que se puede vivir siendo voluntario; experiencias que no se podrían compartir en un solo blog. Por lo tanto, te dejo esta invitación, no solo a que te unas a un voluntariado sino, a que pruebes esta nueva aventura en este 2017 que estoy más que seguro que disfrutarás. Créeme, no te arrepentirás.

 

 

Una navidad sin precedentes

Los voy a poner en contexto sobre este pequeño articulo, tenía apenas 18 años, estaba de intercambio de voluntariado social en la ciudad de Panamá, era mi primer viaje fuera del país y estaba a punto de pasar la Navidad y año nuevo lejos de mi familia. Vamos bien.

 15301154_10211561465655221_820835930_n

Era el 23 de diciembre y teníamos la idea de hacer el “secret santa” o el muy conocido amigo secreto para ambientarnos navideñamente, todos nos pusimos de acuerdo y escogimos a nuestro santa secreto.

Llego el gran día, era la mañana del día 24, el día más celebrado mundialmente y nosotros estábamos dispersos pensando en que regalar a nuestro amigo secreto, muy emocionados por la idea, pero mientras transcurría la tarde nos entristecíamos por que no hacíamos más que pensar en nuestras muy lejanas familias!

Llegó la noche del tan celebrado día 24 de diciembre y yo vivía con muchos trainees o personas de intercambio que también estaban en la misma situación que yo. En mi casa estábamos alrededor de 20 personas lejos de su familia y con la añoranza de estar cada quien en su país, pero no dejamos que la situación nos abrumara y a las 7 de la noche empezamos a planear lo que sería la cena navideña, todos nos pusimos de acuerdo para ir al super y cocinar, escogimos a los más diestros para la cocina y todo estaba listo para ir.

A medida que la noche avanzaba todos nos arreglamos por que estábamos decididos a pasar una típica noche navideña, cada quien contaba anécdotas de cómo era una típica noche navideña en su país. Me sentía muy feliz de compartir ese momento con todas esas maravillosas personas que estaban tomando acciones y querían hacer un cambio en el mundo. Tuve la navidad más internacional que jamás imagine y me sentí como en mi propio hogar.

jeniffer navidad aiesec

Al final de la noche reunimos todas las banderas de cada país que teníamos y nos tomamos una foto familiar. Siempre atesoraré este momento como uno de los más valiosos que tengo

.🌲❤

10 preguntas que te hacés antes de iniciar tu viaje como voluntario

Has decidido hacer un viaje como voluntario al extranjero, estas experimentando muchas emociones,  estas lleno de entusiasmo y felicidad pero también comienza a asomarse la ansiedad, el miedo, la dudas y las  suposiciones sobre el futuro. Te haces miles de preguntas; por eso aquí recopilo algunas respuestas que leí y me sentí identificada con lo que nos compartió Natalia Méndez  Diseñadora Gráfica que decidió dejar su trabajo y cumplir su sueño de viajar, ella nos da una guía básica como viajera en su blog “10 preguntas que surgen antes de viajar” publicado en la página de Intriper, han sido clave para ella y nos son de gran utilidad al momento de no saber qué decidir:

oscar aiesec nicaragua

1¿Será que es una buena idea viajar por tanto tiempo?

Es normal sentir miedo o dudar cuando vamos a salir de casa, dejando nuestra zona cómoda por algo desconocido, pero si has tomado una decisión  de  hacer un voluntariado tenes que sentirte seguro y sobre todo tener una motivación. Es una etapa de independencia donde demostrarás tus actitudes y habilidades haciendo un trabajo social con el cual ganarás experiencia y cambiarás tu manera de ver la vida.

2Leo las noticias, miro la TV, navego por Internet y dudo… ¿es peligroso el país?

Podría decirse, de la manera más fatalista que  sí, pero  en cualquier momento podría sucedernos algo que nos cambia el destino, y no estamos exentos de obstáculos e inconvenientes; puede sucederte exactamente lo mismo en cualquier lado. Es cuestión de estar alerta, evitar lugares que sean peligrosos, malas compañías u horas inadecuadas. Se recomienda ir acompañado de alguien del país e informarte bien  del lugar que vas a visitar.

3¿Y voy a viajar sola? ¿podría acompañarme alguien?

Una de las razones de hacer un voluntariado es porque medirás tu capacidad de estar y vivir fuera de tu zona de confort. Vas a conocer otras personas e intercambiarás cultura y muchas experiencias profesionales; sin embargo, no podes estar  esperando a que otra persona tenga exactamente el mismo sueño tuyo y te acompañe todo el tiempo.

Además como dice Natalia, viajar totalmente solo es una utopía. En el camino siempre vas a encontrar amigos que se convertirán en tu familia viajera, o compañeros temporales que te ayudarán en el momento que lo necesites.

claudia aiesec

4¿Y si se me agota el dinero?

Primero tenes que informarte sobre el tipo de cambio del país y como está la economía en relación a la nuestra y después haces un presupuesto básico, tendrás que sacrificar algunas cosas comunes en las que sin darte cuenta, te estás gastando el dinero. Por ejemplo: salir de fiesta cada fin de semana, comprar objetos y accesorios innecesarios, entre otros gastos.

5¿Qué pasa si me enfermo?

Tu voluntariado incluye un seguro, por lo cual tenes que abocarte a tu contacto y utilizarlo, también siempre va a haber alguien que puede ayudarte. No está de más que llevés medicina en tu maleta.

6¿Y si me roban?

Podrían robarte en cualquier país del mundo, incluso en el bus que tomás para ir  a tu casa, pero no convirtas esta pregunta en un impedimento. A veces es posible evitar este tipo de situaciones con la suficiente prevención, sin embargo, algunas veces es algo inevitable, por lo que la mejor opción es tener un plan B en caso de que suceda. Podes llevar una reserva de dinero, ya sea en una tarjeta débito o dinero escondido  en un lugar diferente a dónde tienes el resto de mis pertenencias.

7¿Qué hago con las cosas que tengo aquí?

Desapego. Esa es la palabra clave para tener la libertad que buscas. Viví el presente, ubicate en este instante de la vida y seguí tu corazón. Si tu sueño hoy es hacer un voluntariado, hacelo, todo lo que has aprendido te servirá para continuar tu camino, y caminando seguirás aprendiendo.

armando aiesec nicaragua

8¿Qué llevo?   ¿Qué dejo?

Sólo lo necesario, ni una cosa más y recordá que no necesitas mil cosas, lo básico. Consulta con tu contacto y revisa en qué temporada están y como ha estado el clima en la ciudad. Si viajas en avión tenés que mantener el peso establecido porque si no tendrás que pagar un monto adicional y por experiencia es mejor llevar poca maleta, por si te toca hacer escala y pasar tiempo en el aeropuerto es bien incómodo, es mejor viajar relajado con una pequeña maleta de mano, con una mudada (ropa) por si se pierde la maleta.

9¿Si no me siento cómoda con la familia que me hospedare?

Parte de reto del voluntariado es aprender a adaptarse, compartir y convivir. Recordá que todas las situaciones en la vida son superables con una buena actitud. Yo te comparto una anécdota que viví: por costumbre, la familia con la que conviví en Guatemala le gustaba solo comer frijoles negros y a mí no, yo solo comía frijoles rojos y era raro para mí; al final los probé y me gustaron, con ese simple hecho aprendí que a veces sólo es dar tu brazo a torcer y ceder y hacer cosas diferentes. Dejar de ser cuadrado y ser más flexible.

rebeca aiesec nicaragua

10¿Será que pueda  hacer un buen  trabajo en la organización?

En primer lugar si ya tenes el OK de la organización es porque tu perfil es el adecuado y posee las habilidades que necesitan.  Sobre tenes que sentirte seguro; dicen que la seguridad de un pájaro no está en la rama que se sostiene, sino, en sus alas. También tenes que estar de acuerdo con los términos del  voluntariado, en que consiste y los objetivos que se deben  realizar.

Dentro de AIESEC que es una organización que apoya a los jóvenes para que realicen intercambio como voluntario en el extranjero con proyectos encaminados a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible; para contribuir con la disminución de la problemática sociales, ambientales y desarrollo económico de la sociedad más carentes y desprotegidas puedes cumplir ese sueño de volverte un Voluntario Global. Además nos brinda un paquete completo que incluye el cupo en el proyecto, hospedaje, alimentación  y seguro. Lo interesantes es que vas a conocer gente que tiene el mismo entusiasmo que vos, de trabajar por un cambio, desarrollar sus habilidades y descubrir al líder que llevan dentro.

Ahora, viajar como voluntario no es difícil,  es solo dar el SI, yo ya lo hice ahora hacelo vos. Natalia aconseja que “El camino te irá dando las respuestas y verás como todo fluye”. Eso es lo hermoso del camino, el paso más importante lo has hecho al elegir invertir tu tiempo, conocimientos y dinero en una obra social sin remuneración; sin embargo es una de las mejores aventuras que vos estarás haciendo.  

Recordá la vida se mide por los instante que te quitan el suspiro.

¿Por qué el mundo necesita jóvenes voluntarios?

Hoy en día existen muchas razones por las cuales las personas nos agobiamos, una de ellas es el planeta donde habitamos, sabemos que las cosas están mal y pensamos que seguirán estando mal, perdemos el tiempo diciendo que los daños que se han hecho no tienen remedio y que las generaciones anteriores tienen la culpa, actualmente existen voluntariados que se dedican a juntar jóvenes y accionar a amenazas de todos los días como el medio ambiente, la educación y hasta ayudar a los más necesitados, pero ¿Serán suficientes para marcar un cambio?

maxresdefault

Las generaciones pasadas pudieron haber tenido errores, pero sin duda eso no justifica que los  jóvenes nos quedemos con los brazos cruzados, al contrario, a como nuestros “papás” afectaron ciegamente al mundo, nosotros podemos marcar el cambio, el mundo busca talento joven que sea capaz de hacer grandes cosas a cambio de nada, los programas de voluntariado son un gran canal para hacer que estas cosas pasen, puesto que manejan objetivos alcanzables a corto y a largo plazo siempre con resultados positivos para todos y para quienes más lo necesiten.

¿Cuándo puedo ver resultados de mi ayuda?

Depende el tipo de ayuda que brindes, por ejemplo existen organizaciones que realizan voluntariado con jóvenes para alguna colecta para llevar a cabo un proyecto de razón social, en Nicaragua, TECHO lo hizo por dos días para ayudar a los lugares más pobres del país y así velar por una casa para personas de escasos recursos, misión Bosawas realiza campañas y eventos de concientización para una de las reservas más importantes de la región. Todas estas organizaciones hacen proyectos a largo plazo pero se relacionan por que explotan a la medida posible el talento joven.

voluntariado nicaragua

¿Por qué jóvenes?

La principal razón redunda en que somos la esperanza del mañana y que a través del buen ejemplo se van creando líderes que hagan de este mundo un lugar lleno de oportunidades y sin contaminación.

Quiero marcar la diferencia ¿Cómo empiezo?

Existen voluntariados de todos los tipos y tamaños, pequeñas que son formadas por otras instituciones y se dedican a labores limitadas como colectas o siembras de árboles en lugares públicos, medianas que realizan tareas en regiones preestablecidas como Managua u otro departamento, y las grandes como AIESEC que está presente en más de 124 países y trabajan en conjunto con jóvenes y en distintos proyectos en pos de una razón social.

En AIESEC formamos jóvenes líderes del hoy y el mañana, con nuestro voluntariado global permitimos aprender de diferentes culturas y dejar una huella en lugares que necesita talento joven, países como Colombia, México y Argentina poseen proyectos que abarcan temas como medio ambiente, desigualdad y hasta apoyo para empresas del sector.

 

Ser un voluntario en Nicaragua

¿Alguna vez has pensado en hacer un voluntariado? ¿Qué es lo primero que piensas cuando escuchas esa palabra? ¿Crees que ser voluntario es importante?

Voluntario proviene del  latín  voluntarius que significa hacer un acto que nace de tu espontánea voluntad. Ser voluntario es una fabulosa forma de favorecer una causa, dar apoyo a una organización y hacer una diferencia en tu comunidad. Puede también ser una oportunidad de conocer gente nueva y aprender nuevas habilidades. Si consideras dar parte de tu tiempo y talentos para las organizaciones que son importantes para vos.lexa aiesec nicaragua

Las personas hacen voluntariados porque tiene la necesidad de ser parte de una organización, porque están en la búsqueda de motivaciones, quieren adquirir una formación o bien desarrollar su personalidad, cada quien tiene un propósito diferente con  el fin de dar lo mejor de sí.

¿Qué es lo que dan los voluntarios? tiempo, entusiasmo, compromiso y responsabilidad y te quedas pensando ¿Qué es lo que recibo? conocimiento, amistad, experiencia y nuevas habilidades.

En mi caso siempre tuve la voluntad de ser parte de una organización  que hiciera un cambio en mi país pero no sabía cómo hacerlo, pensaba que hasta que saliera de la universidad y encontrara un buen trabajo desde mi oficina lo haría  porque estando en la universidad para mí lo importante era estudiar, estudiar, estudiar y pasar el tiempo con mis amigas, pero un día de repente conocí a un grupo de gringos (y pongo gringos porque es un término general a como le decimos popularmente a los extranjeros) jóvenes  que eran voluntarios de Cuerpo de Paz y me llamó la atención la palabra “voluntarios” y me dije que salir de tu país e ir a ayudar a la gente , ser voluntario es cosa de extranjeros que tienen posibilidad y les gusta viajar, ellos si puede dejar todo y aventurarse mientras  yo como Nica es imposible, por cosa del destino me lexa2 aiesec nicaraguaenamoré y fui novia de un voluntario gringo, él trabajaba por  una mejor educación en mi país, yo consideraba que hacía una buena obra y era algo noble que dejara toda las comodidades por un propósito, simplemente era cool, sin embargo mi idea sobre un voluntariado seguía igual.

Después viajé  al extranjero y cambió mi manera de ver las cosas conocí mucha gente de varios países latinoamericanos e intercambiamos cultura y  me di cuenta que había mucha gente que no sabía dónde estaba Nicaragua y eso me llamó mucho la atención y pensé: Quiero hacer algo para que la gente sepa de mi país. Les cuento eso con el fin de que ustedes piensen ¿Por qué hacer un voluntariado? ¿Que me lo impide? No se si ustedes han pensado así y crees que solo otras personas pueden ser capaz y eso es un error porque todos  podemos lograrlo, solo depende del interés y de nuestros deseos yo estaba muy equivocada y tenía un estereotipo de que sólo un extranjero pueden ser voluntario, FALSO, considero que ser voluntario en tu propio país es algo muy gratificante porque eres actor principal de cambio además tiene más responsabilidad de ver a tu gente a tu comunidad a tu país  creciendo, desarrollándose haciendo ese impacto para una mejor vida. Salir al extranjero por un intercambio te impacta como persona, si hablas con gente que ha hecho intercambios te das cuenta como su vida no es igual a ayer, logras ver mas allá del lente que con el que ves ahora  y te das cuenta que en otros países también hay problemas de pobreza, de desigualdades, de poca educación y que al igual luchan por un país mejor.

Te invito a que salgas de tu zona de confort y compartas tus experiencias, que hagas un voluntariado en tu país o en el exterior, de ambas formas descubrirás de lo que sos capaz  y como te podes desenvolver.

Ahora si tu respuesta es SI, el primer paso es elegir en que te querés enfocar, después buscar la organización y tomar la decisión y sobre todo tener las ganas de ser agente de un cambio.

Se me viene a la mente la frase que Jesús nos dejó de regalo “Nadie tiene amor más grande que el dar la vida por sus amigos” (Jn15:13) y lo analizo así en este caso porque  cuando compartimos de corazón  con las demás personas sin esperar nada a cambio, sin esperar un beneficio o una recompensa, trabajamos con empeño y entusiasmo, damos con amor una parte de nosotros y eso es ser Voluntario.lexa 3 aiesec nicaragua

Lexa Alvarado