aiesec trabajo

El arduo trabajo… de buscar trabajo

Ser joven nunca ha sido fácil y en estos días todo es un reto. ¿Recordás cuando eras pequeño y querías desvelarte todas las noches pero no podías? Bueno, te apuesto lo que traigo en mi billetera (que no es mucho) a que en este punto de tu vida te has desvelado más veces de la que puedes contar y no precisamente porque querés.

Como te decía, ser joven no es fácil con todos los afanes nuevos que tiene la vida. Pareciera que estos se actualizarán como aplicaciones en tu móvil. Nuevas tendencias, nuevas modas, nuevas cosas y tecnologías que adquirir. ¡Ah! Y tampoco nos olvidemos de los materiales para tus clases; ni mencionemos este último si eres un arquitecto o diseñador. Toda esta tendencia, dirás consumista (pero necesaria), nos mueve el piso y nos hace ver la realidad. Necesitamos dinero y por ende un trabajo.

La necesidad

“Para la siguiente clase necesito que todos tengan su cámara. No me importa si se la prestan a su tía pero la traen”. Recuerdo mi clase de fotografía como ayer, no tenía dinero ni a quién prestar la cámara. ¡Genial! Voy a dejar la clase. ¿Quién dijo que era fácil?

La triste realidad es que, muchas veces (la mayoría de ellas), si querés seguir en tu carrera y terminarla, tenés que invertir no solo en la mensualidad de esta sino en los materiales. Cámaras, computadoras espaciales, Sharpies (muchos), materiales para hacer tu maqueta, y puedo seguir todo el día.

Es difícil si venís de una familia que no puede darse muchos lujos, como en mi caso. Pero, sea cual sea tu posición económica, vas a tener La Necesidad de tener estos materiales.

Puede que tu caso sea diferente y necesites, como todo joven, comprar ropa, zapatos, un bolso que viste en el centro comercial, entre otras cosas; y tus padres simplemente decidan no darte el dinero porque “es innecesario”. ¡Pero claro que no! ¡Los necesito! ¿Quién dice que no? Como te decía anteriormente, La Necesidad siempre surge.

La búsqueda

Ahora vamos a la siguiente etapa, ¿De dónde rayos consigo dinero? Necesitás un trabajo, algo que te permita estudiar, salir con tus amigos e incluso dormir si es posible. Empezás a buscar cosas afines a tu carrera, ya sea un freelance, hacerle las fotos a tu prima que está de quince, todo cuenta. Pero llegás a un punto en que no es suficiente.

Mirás en los periódicos y ves que necesitan personal. ¡Excelente! Pero con toda una vida de experiencia en su carrera. La triste y vieja ironía de ser un joven y no poder trabajar porque necesitás experiencia, pero no podés tener experiencia si no tenés un trabajo.

A todo esto le sumas las largas filas en las ferias de trabajo, envío de email sin respuestas, hacer perfiles en todas las páginas de empleo.

La esperanza

En toda tu búsqueda, encontraste que hacer pasantías es una buena opción: Te da experiencia, aprendés más de materias afines a tu carrera y conocés personas para tu Networking. Lo ideal también es poder encontrar un trabajo de medio tiempo o con horarios flexibles para poder estudiar y dormir bien.

Porque soy un joven como vos, sé de la lucha que llevás en tu día. Conozco lo difícil que es subsistir en la sociedad actual para poder cumplir tus sueños y metas. Por eso me he dedicado a buscar algunas opciones que te ayuden a tener experiencia y eventualmente conseguir un trabajo.

MEJORÁ TUS HABILIDADES

El conocimiento es poder y mientras más dominés una determinada área de tu carrera, más oportunidades tendrás en la vida. Creeme que es mejor dominar una sola habilidad a la perfección, que muchas a la vez. ¿Por qué crees que Apple solo posee un modelo de teléfono? Aprovechá también el tiempo libre para perfeccionar el dominio de una segunda lengua, habilidades informáticas, un curso de excel o algo afín a tu carrera; asistir a talleres y seminarios (buscalos gratis, ya sea en internet o presenciales)  que mantengan tu tiempo ocupado.

REALIZÁ  TRABAJO VOLUNTARIO

“El hombre que se atreva a perder una hora de su tiempo no ha descubierto el valor de la vida.” En tus manos poseés algo que en el futuro vas a apreciar con certidumbre: tiempo. Ser voluntario dónde podés adquirir mucha experiencia ya que usarás tus habilidades, conocerás gente que tiene tus mismos ideales y harás contacto, uno nunca sabe quizás alguien te recomiende a un trabajo y le das un plus a tu cv. Si tienes ahorros los podés invertir e ir al extranjero como voluntario y así tomas un tiempo para conocer a otras personas, culturas y te apuesto que cambiarás la manera de ver la vida.

SÉ EMPRENDEDOR DE TU PROPIO FUTURO

Cuántas veces pensaste “quiero ser mi propio jefe”, puede ser una buena oportunidad este tiempo libre para hacer un pequeño negocio tal vez ya sabés cuáles son las necesidades de la gente, quizás haciendo las fotos de los quince de tu prima viste que ganaste un dinero extra, o diseñando el volante del negocio de tu hermano, o ayudándole con las publicaciones del negocio de tu mamá pueden darte ideas que puedes hacer estas cosas como un negocio a terceros.

Es bien sabido que estar desempleado  siendo joven significa incomodidad y desmotivación porque queremos desarrollarnos profesionalmente y comprar nuestras cosas para independizarnos, entonces en esta etapa hay que intentar pensar de manera positiva, mantenerse activos, nunca perder el optimismo y ocupar el tiempo en cosas fructíferas mientras llega un trabajo, de esta manera la espera se puede hacer menos frustrante y más provechosa.

Si tuvieras la oportunidad de hacer la diferencia en el  mundo mientras te preparas para la vida laboral que te espera paciente y cruel ¿No lo harías? Pues esta es tu oportunidad.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *