aiesec voluntariado

¿Sociedad de doble moral?

¿Sabías que, según el informe del Foro Económico Mundial, en el año 2014 Nicaragua ocupó a nivel mundial el puesto número 6 en igualdad de género? Y ¿Sabías que este año 2017 nos desplazamos al puesto número 12?

Sorprendentemente, seguimos encabezando la lista de países latinoamericanos; nuestro top 3 es el siguiente:

  1. Nicaragua, puesto número 12
  2. Bolivia, puesto número 21
  3. Cuba, puesto número 29

A conciencia ¿Vos creés que merecemos ese puesto?

Es fácil sacar pecho y decir: “Mi país es el mejor de Latinoamérica”… Pero ¿De verdad creemos en la igualdad? ¿De verdad la vivimos?

Ocupamos el puesto número 12 basado en la igualdad salarial y el porcentaje de mujeres en puestos parlamentarios y ministeriales; pero realmente no cabe en mi cabeza la palabra igualdad cuando somos una sociedad que se escandaliza por ver los pezones resaltados bajo la tela de la camisa de una mujer, donde el acoso callejero o de cualquier tipo es parte de la vida cotidiana de hombres y mujeres (al menos en eso hay igualdad, ja), donde se confunde la definición de generosidad y se camufla de machismo, donde se desconoce (en muchos casos) la verdadera lucha del feminismo y se convierte en violencia de género, donde la sociedad sexualiza la parte superior del cuerpo femenino y se presta a hipocresías y doble moral.

La igualdad no es solamente lograr que hombres y mujeres tengan los mismos salarios, o que puedan ocupar los mismos puestos laborales; la igualdad es una actitud ante la injusticia, es la convicción que tanto hombres como mujeres tenemos los mismos derechos, es erradicar de nuestra mente la existencia de un sexo fuerte o un sexo débil.

Alrededor del mundo se habla de igualdad y existen incontables movimientos que luchan por ella y por su promulgación. Pero cabe recalcar que el cambio empieza en uno mismo y mientras no tomemos una actitud apropiada, vamos a ser nada más partícipes de esta lucha de ignorancia y odio.

Basta con dar un paso al frente, abrir la mente y aceptar que el hecho de tener diferencias es lo que nos hace únicos y sólo aceptando esas diferencias vamos a conseguir verdadera igualdad.


 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *