No le abrí la puerta de mi casa a unos extraños

Entre más uno se abre a las perspectivas de otros, se da cuenta de que hay más semejanzas que nos unen que diferencias que nos separan.

¿Qué fue ser host para mi?

Anteriormente ya había sido host de alrededor de 8 personas de diferentes países, sin embargo esta experiencia fue diferente, no fui host por 1 o 3 dias sino por 6 semanas.

Lena e Ina son dos jóvenes estudiantes de nacionalidad Alemana, con maestría en marketing, que disfrutan viajar y conocer nuevas culturas. Nicaragua fue su primer país como voluntarias de AIESEC, así como también, fue mi primera vez como host family. Ambas compraron su boleto antes de ser aceptadas en su proyecto, así que su visita a Nicaragua era algo seguro.

Al principio todo es diferente, tenés que acostumbrarte a hábitos y formas de pensar distintos a las que ya estás acostumbrado; pero al mismo tiempo, uno presenta sus prácticas y tradiciones locales; se convierte en el reflejo de lo que tu país significa para personas extranjeras.

aiesec voluntariado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Siempre he creído que es a través de las personas cómo se llega a conocer el mundo, mediante sus historias, experiencias y creencias que te conectan con una visión más global de las cosas, y es que entre más uno se abre a las perspectivas de otros se da cuenta de que son más las semejanzas que nos unen que  las diferencias que nos separan; y que cada persona que conocemos tiene algo que enseñarnos. Para mi, eso es lo más enriquecedor al compartir con los demás.

Ser host no es solo abrir las puertas de tu casa a “extraños” o “voluntarios”, sino también interactuar y aprender de personas con antecedentes distintos y compartir experiencias que te conectan con el mundo de una formas más amigable y entendible. Para mi, fue también crear lazos no solo de amistad sino de familia; ambas, Lena e Ina, se convirtieron parte de nuestra familia, tanto así que incluso cuando se fueron no sólo quedó un espacio para ellas en nuestra mesa de la casa sino también en nuestros corazones.

Uno al inicio piensa que seis semanas es mucho tiempo para hospedar a alguien, pero honestamente, el tiempo vuela y cuando realmente creas lazos con las personas que recibís, seis semanas no son nada. Así como cuando llega su momento de partida solo queda el sentimiento de volver a vivir todo otra vez y compartir nuevos momentos con las mismas personas que una vez consideraste extraños y que ahora forman parte de tu historia y que no importan que tan lejos estén, siempre habrá algo que te recuerda a ellas.

El mundo es una aldea pequeña, compartí lo que tenés con los demás y será una de las experiencias más enriquecedoras de tu vida. La vida es mejor cuando se comparte, cuando haces nuevos amigos, cuando creas conexiones que trascienden el tiempo, las fronteras y el idioma, cuando conoces el mundo a través de los demás.

 

 

Mi Wonder Woman

Ella se levanta todos los días muy de mañana antes que todos, está pendiente que todo en la casa esté listo, es mi doctora cada vez que me enfermo, mi chef favorita, mi consejera sin ser psicóloga, mi maestra más constante y paciente, mi confidente, cada vez que salgo ella se preocupa y algunas veces me llama por teléfono para saber si estoy cerca de casa; cada paso que voy dando ella me acompaña, es la primera en darme las felicitaciones por cada logro que hago y es una leona si me pasa algo malo. Ella me enseña a ser más consciente de lo que pasa a mi alrededor y me da el ejemplo para ser mejor cada día.

A mi mamá le digo mi wonder woman porque ella es la mejor, desde pequeña me ha enseñado a luchar por las cosas que quiero, me ha retado para hacerme crecer, me ha dado todo su cariño y por eso, cuando decidí hacer mi voluntariado, ella fue la primera en saberlo y recuerdo muy bien su alegría junto a la mía  pero también todas las preguntas que me hizo para estar tranquila que todo era seguro para mi. Si ahora estás pensando en hacer un voluntariado  te voy a dar unos tips para que tu mamá esté tranquila por estas seis semanas.

Mostrale el proyecto que elegiste

Si querés que tu mamá te dé el visto bueno para que hagas tu voluntariado, mostrale toda la documentación que tengás del proyecto a realizar, así notará que vas ha aprender algo en esas seis semanas y que es una inversión para tu desarrollo y apoyo a los demás. Ella estará muy orgullosa de tus logros.

Enseñale tus experiencias y las de otros voluntarios

Enseñale fotos, videos, blog y todos tus viajes y aventura, además de todo lo que publique la organización; así estará más tranquila tu mamá al ver que otros jóvenes de tu edad estan haciendo lo mismo. En AIESEC constantemente están haciendo publicaciones en sus redes sociales.

Buscá información del país

Buscá información básica del país así como: seguridad, costumbres,  tipo de cambio de moneda con respecto al dólar,  medios de transporte más usados, el clima y contale que durante tu intercambio vivirás con otra familia y que ellos te apoyarán e intercambiarás cultura con personas del país donde vayas y con otros voluntarios que llegarán igual que vos, lo que es una buena oportunidad de conocer nuevas personas y desenvolverse en otro ambiente.

Prometele que siempre te comunicarás con ella

Son seis semanas, pero para una madre puede ser una eternidad, así que prometele que te comunicarás con ella siempre, ya sea por whatsapp, facebook o por otro medio de comunicación que veas conveniente. No importa la edad que tenga un hijo una madre, siempre se preocupa por él si no lo tiene cerca. Esto me recuerda que para tranquilizar a su mamá  durante el viaje que realizó  por Latinoamérica Jonathan Kubben Quiñonez, un joven belga de 27 años, ideó un sistema muy vistoso: retratarse en cada lugar con un cartel que decía: Mom I’m fine (Mamá estoy bien) y colgar las fotos en su cuenta de Instagram, fue un hecho viral pero lo mejor de todo su mamá sabía que estaba bien.

Involucrá a tu padres en todo el proceso

Nuestros padres, en especial nuestras mamás quieren estar pendiente de todo lo que hacemos, por eso hacé lo posible de que ellos estén involucrados en todo el proceso desde tu elección del proyecto, compra de boleto, avisa cuando llegués, mostrale tu nuevo hogar, nuevos amigos, comidas exóticas y lugares turísticos que visités; así ellos también vivirán tu experiencia y  verán que fue una buena inversión; así notarán el cambio que vivirás y cuidado hasta te patrocinan otro voluntariado a otro país.

Nuestras madres son nuestras amigas incondicionales así que aprovechá esta oportunidad para demostrarle cómo te podés desenvolver solo en otro país y compartir el amor que ella ha fomentado en vos siendo más cercano a los problemas sociales.

Recordá siempre decirle a tu Wonder Woman cuanto la querés y lo feliz que estás de que está cerca de vos siempre. Feliz Dia de las Madres Nicaragüenses.

El arduo trabajo… de buscar trabajo

Ser joven nunca ha sido fácil y en estos días todo es un reto. ¿Recordás cuando eras pequeño y querías desvelarte todas las noches pero no podías? Bueno, te apuesto lo que traigo en mi billetera (que no es mucho) a que en este punto de tu vida te has desvelado más veces de la que puedes contar y no precisamente porque querés.

Como te decía, ser joven no es fácil con todos los afanes nuevos que tiene la vida. Pareciera que estos se actualizarán como aplicaciones en tu móvil. Nuevas tendencias, nuevas modas, nuevas cosas y tecnologías que adquirir. ¡Ah! Y tampoco nos olvidemos de los materiales para tus clases; ni mencionemos este último si eres un arquitecto o diseñador. Toda esta tendencia, dirás consumista (pero necesaria), nos mueve el piso y nos hace ver la realidad. Necesitamos dinero y por ende un trabajo.

La necesidad

“Para la siguiente clase necesito que todos tengan su cámara. No me importa si se la prestan a su tía pero la traen”. Recuerdo mi clase de fotografía como ayer, no tenía dinero ni a quién prestar la cámara. ¡Genial! Voy a dejar la clase. ¿Quién dijo que era fácil?

La triste realidad es que, muchas veces (la mayoría de ellas), si querés seguir en tu carrera y terminarla, tenés que invertir no solo en la mensualidad de esta sino en los materiales. Cámaras, computadoras espaciales, Sharpies (muchos), materiales para hacer tu maqueta, y puedo seguir todo el día.

Es difícil si venís de una familia que no puede darse muchos lujos, como en mi caso. Pero, sea cual sea tu posición económica, vas a tener La Necesidad de tener estos materiales.

Puede que tu caso sea diferente y necesites, como todo joven, comprar ropa, zapatos, un bolso que viste en el centro comercial, entre otras cosas; y tus padres simplemente decidan no darte el dinero porque “es innecesario”. ¡Pero claro que no! ¡Los necesito! ¿Quién dice que no? Como te decía anteriormente, La Necesidad siempre surge.

La búsqueda

Ahora vamos a la siguiente etapa, ¿De dónde rayos consigo dinero? Necesitás un trabajo, algo que te permita estudiar, salir con tus amigos e incluso dormir si es posible. Empezás a buscar cosas afines a tu carrera, ya sea un freelance, hacerle las fotos a tu prima que está de quince, todo cuenta. Pero llegás a un punto en que no es suficiente.

Mirás en los periódicos y ves que necesitan personal. ¡Excelente! Pero con toda una vida de experiencia en su carrera. La triste y vieja ironía de ser un joven y no poder trabajar porque necesitás experiencia, pero no podés tener experiencia si no tenés un trabajo.

A todo esto le sumas las largas filas en las ferias de trabajo, envío de email sin respuestas, hacer perfiles en todas las páginas de empleo.

La esperanza

En toda tu búsqueda, encontraste que hacer pasantías es una buena opción: Te da experiencia, aprendés más de materias afines a tu carrera y conocés personas para tu Networking. Lo ideal también es poder encontrar un trabajo de medio tiempo o con horarios flexibles para poder estudiar y dormir bien.

Porque soy un joven como vos, sé de la lucha que llevás en tu día. Conozco lo difícil que es subsistir en la sociedad actual para poder cumplir tus sueños y metas. Por eso me he dedicado a buscar algunas opciones que te ayuden a tener experiencia y eventualmente conseguir un trabajo.

MEJORÁ TUS HABILIDADES

El conocimiento es poder y mientras más dominés una determinada área de tu carrera, más oportunidades tendrás en la vida. Creeme que es mejor dominar una sola habilidad a la perfección, que muchas a la vez. ¿Por qué crees que Apple solo posee un modelo de teléfono? Aprovechá también el tiempo libre para perfeccionar el dominio de una segunda lengua, habilidades informáticas, un curso de excel o algo afín a tu carrera; asistir a talleres y seminarios (buscalos gratis, ya sea en internet o presenciales)  que mantengan tu tiempo ocupado.

REALIZÁ  TRABAJO VOLUNTARIO

“El hombre que se atreva a perder una hora de su tiempo no ha descubierto el valor de la vida.” En tus manos poseés algo que en el futuro vas a apreciar con certidumbre: tiempo. Ser voluntario dónde podés adquirir mucha experiencia ya que usarás tus habilidades, conocerás gente que tiene tus mismos ideales y harás contacto, uno nunca sabe quizás alguien te recomiende a un trabajo y le das un plus a tu cv. Si tienes ahorros los podés invertir e ir al extranjero como voluntario y así tomas un tiempo para conocer a otras personas, culturas y te apuesto que cambiarás la manera de ver la vida.

SÉ EMPRENDEDOR DE TU PROPIO FUTURO

Cuántas veces pensaste “quiero ser mi propio jefe”, puede ser una buena oportunidad este tiempo libre para hacer un pequeño negocio tal vez ya sabés cuáles son las necesidades de la gente, quizás haciendo las fotos de los quince de tu prima viste que ganaste un dinero extra, o diseñando el volante del negocio de tu hermano, o ayudándole con las publicaciones del negocio de tu mamá pueden darte ideas que puedes hacer estas cosas como un negocio a terceros.

Es bien sabido que estar desempleado  siendo joven significa incomodidad y desmotivación porque queremos desarrollarnos profesionalmente y comprar nuestras cosas para independizarnos, entonces en esta etapa hay que intentar pensar de manera positiva, mantenerse activos, nunca perder el optimismo y ocupar el tiempo en cosas fructíferas mientras llega un trabajo, de esta manera la espera se puede hacer menos frustrante y más provechosa.

Si tuvieras la oportunidad de hacer la diferencia en el  mundo mientras te preparas para la vida laboral que te espera paciente y cruel ¿No lo harías? Pues esta es tu oportunidad.

Más que un viaje es decirle SÍ a lo que no conocía

Muchos jóvenes  toman una mochila y salen  de casa, recorren el mundo persiguiendo sueños, metas, retos,  aprendiendo de otros,  para tener experiencias laborales, saber otros idiomas, culturas, hacer un voluntariado, ser parte del cambio y  salir de la zona de confort … pero también están los que prefieren estar frente la computadora viendo pasar la vida.

Ahora los jóvenes Nicas tenemos la oportunidad de desarrollar nuestras  habilidades y conocimientos ayudando a los demás  por medio de un proyecto de labor social en el extranjero. Uno de los objetivos principales por lo que existe AIESEC es para que lo jóvenes desarrollemos el liderazgo por medio de vivencias y compartiendo de manera práctica los conocimientos que poseemos y los adecuamos a los proyectos con el fin de crecer como personas y como profesionales.

Más que un viaje como voluntario es conocer, aprender y compartir; por eso te voy a hablar de tres cualidades que vas a desarrollar si decís “SÍ “a ser un voluntario global:

 

  • Aprendés a adaptarte y sos más vulnerable al cambio

Supongo que has oido mucho decir la palabra “confort” (a lo buen Nica, tener la mesa servida) siendo joven, con todas las ganas de experimentar y ser tuani. Es un término que no va con nosotros o que no debemos practicar porque el mundo está muy acelerado, y si no vivís el presente y te quedás viéndolo pasar ya no estarás en la onda. Parte de nuestra generación están los Millennials caracterizados por: Ser idealistas, impacientes y con buena preparación académica. Muchos jóvenes  han tenido oportunidad de viajar por el mundo a una edad temprana pero no saben vivir sin internet, lo que los hace más  vulnerables al cambio y nos subrayan con rasgos de adaptarse a nuevas condiciones, cambiar de hábitat y de trabajo, así como la de crecer rápidamente y resolver varios problemas simultáneamente. Hacer un voluntariado en el extranjero hará con vos un gran cambio porque debés adaptarte a la forma de vida del país y hasta para ir de compras al supermercado puede ser un cambio radical, tomar un bus o pedir un pizza.

 

  • Te interesa lo que está pasando en el mundo y crees que podés hacer diferencia

Desde que decidís hacer un voluntariado te estás interesando en lo que pasa más allá de tu barrio, de tu cuidad hasta de tu país, ¿sabés por qué pasa esto? porque tienes ideales y metas que cumplir, porque dejas de pensar en ti mismo y te preocupas más por las causas sociales, por las protestas, marchas y quieres que escuchen tu voz pero no sabes como hacerlo y  te aseguro que siendo voluntario te volvés más cercano a las problemáticas, te haces más consciente que hay que hacer la diferencia y qué acciones pequeñas hacen grandes cambios en la sociedad.

 

  • Te  comunicas en diferentes entornos y empoderas a otros

 

Tenías pena de hablar en las exposiciones de clase, sentías que no lograbas hacer un equipo porque siempre preferías hacer tu trabajo solo, es un buen momento de cambiar de actitud e iniciar a  trabajar en equipo, de conocer tus debilidades y fortalezas y compartirlas con lo demás. De enseñarles a otros y aprender de ellos, de fijar metas y ver los resultados como equipo.

Durante tu proyecto logras desarrollar la comunicación en diferentes entornos porque trabajas en una Organización en la  cual conocerás su estructura, compartiras con los niños, niñas y adolescentes que te verán como un ejemplo y vos serás ese extranjero que hablara de su país, formarás un equipo y compartiras tus conocimientos y habilidades.

Dentro de AIESEC vos como líder  aprendes de las diferentes formas de vida y opiniones respetando los entornos multiculturales, sos promotor de la sustentabilidad, creatividad e innovación. Así que aprovecha tus vacaciones, quebrá tu chanchito, pedí permiso y aprovecha esta oportunidad para ser un Cuidado Global.

7 Razones para NO hacer un voluntariado

Aquí es donde deberías empezar a leer cosas como: “no te vayas si no sabes como es la gente del otro país”, “seguro tendrás problemas con el idioma”, “implica mucho gasto y te podés quedar sin dinero”, “vas a extrañar tanto tu casa que te vas a querer regresar a los dos días”, “no te va a gustar la cultura”, “vas a sufrir con la comida”, “vas a extrañar a tus amigos”, “te pueden robar o te podes perder”, “no vas a tener host”, “no vas a saber usar el transporte”… y mil EXCUSAS más…

Pero realmente NO lo hagás si no querés… aquí te dejo unas razones:

Darte cuenta que has desperdiciado gran parte de tu vida sin hacer algo por la sociedad menos beneficiada: Por las excusas de “no tengo tiempo”, o pensar que eso es tarea del gobierno únicamente, o simplemente por la indiferencia ya que no sos vos el vive esa realidad.

Ser un embajador de tu país en otro del que ahora te sentís parte también: Después de esto ya no podrás ser indiferente con cualquier cosa que ocurra en ese país porque tus ojos vieron y experimentaron lo que es ser parte de su realidad.

aiesec voluntariado

Romper barreras multiculturales: porque siempre tenemos mindsets sobre la realidad del país, sobre las personas y juzgamos por cosas que nos cuentan sin antes experimentar esa misma realidad.

aiesec nicaragua

Formar parte de la historia: cada vez que se tome una nueva medida que ayude a los desfavorecidos, sabrás que fuiste parte de eso porque pusiste tu granito de arena por y para ellos.

Aceptar que tu voluntariado ha acabado y debes regresar a tu casa: después de conocer a las personas que te recibieron por 6 semanas, no saber cómo agradecerles tanto y tener que irte, dejar a tus coworkers y dejar el país prometiéndole regresar pronto.

                                                                                        

 

Introducirte en el mercado laboral: aunque el voluntariado no está remunerado, podés realizar tareas que tengan relación con tu carrera u oficio, eso te ayudará a adquirir práctica para futuros trabajos y añadirlo a tu currículum como experiencia internacional.

Adquirir una red de contactos internacionales: conocerás a gente nueva de muchísimos países y tendrás la oportunidad de convivir mucho tiempo con ellos por intereses similares o simple empatía; si tenés problemas con las relaciones personales, te ayudará a abrirte a los demás.

No hagas tu voluntariado si no estás dispuesto a dejarte sorprender por ese país al que decidiste ir para dejar tu impacto y apoyar al cambio, porque tu realidad no es la que viven todos en el mundo y hay muchos que necesitan voz, inclusión, respeto y ayuda.

Desde tu metro cuadrado, ¿qué estás haciendo vos por las personas que en tu país y en todos los rincones del mundo están siendo ignoradas?

Trabajando por las problemáticas del mundo de las que mas de algun dia pensaste se encuentra AIESEC, la red de jóvenes más grande a nivel mundial que lidera el cambio del mundo. Sé parte del movimiento de Nicas sin fronteras que impactan la realidad del mundo.

Add Content here

Add Content here

Add Content here

Donemos un libro por una mejor educación

He tomado un libro viejito, con sus páginas que ya están amarillas, puede que su contenido sea la mejor y peor historia que han plasmado en más de 100 hojas, suspiros por el romance, escalofríos por el miedo, suspenso con ficción, risas  y  esas ganas de seguir leyendo hasta saber que sucederá y al pasar cada página, la imaginación está a 1000 por hora será que el final sea como yo deseo… puedo decir que estas son algunas de las sensaciones que nos provoca la lectura.

Los libros últimamente han quedado olvidados en el estante del librero de nuestra casa o como un adorno,  son pocas las personas que tiene el hábito de leer un libro.

¿Hace cuanto que leíste un libro?

Antes que llegara el extraordinario Internet, recuerdo mis días en la biblioteca buscando entre 3 o 4 libros las respuestas para mi tarea de sociales o con el diccionario Larousse, ya ni hablemos del amado u odiado Álgebra de Baldor, también pidiéndole a la bibliotecaria que me prestara un libro para llevarlo a casa y leerlo mejor.

¿Has pensado si eso todavía pasa?

Actualmente es un hecho que estamos llenos de mucha información al alcance de un clic, sin embargo también existen muchas comunidades que no tienen ese acceso a la información básica ni tienen el hábito de la lectura, por lo tanto ahora existe un proyecto llamado Barriotecas que tiene como iniciativa social la promoción de las bibliotecas comunitarias en Nicaragua.

Dona un libro

Barriotecas es un proyecto independiente, sin fines de lucro, que no forma parte de organizaciones públicas o privadas. El equipo de trabajo está conformado por 3 mujeres jóvenes, miembros de la Comunidad Global Shapers, con pasión por la educación, la erradicación de la pobreza y el desarrollo social.

Este proyecto tiene como objetivo: Crear el acceso libre de libros, satisfacer las necesidades de los usuarios, promover el uso y el trueque de libros y articular las barriotecas para la rotación de los libros. Todo esto se lleva a cabo en comunidades organizadas que ya cuentan con algunos requisitos como: espacio para el establecimiento de la biblioteca, voluntarios para el trabajo bibliotecario, apoyo de profesionales implicados en la educación de la comunidad y compromiso por parte de los líderes para el desarrollo de la auto gestión, organización y control de las colecciones de libros. Así, estas bibliotecas son puntos de lectura y espacios alternativos que apuntan, entre la ciudadanía, hacia la democratización de la información y la cultura.

donaciones de libros

Barriotecas son espacios desarrollados mediante donaciones de material bibliográfico, se hacen recolectas de libro, también realizado con el apoyo de representantes de las comunidades beneficiadas y de profesionales implicados en la educación de su comunidad.

AIESEC es un aliado de Barriotecas y creemos firmemente que la educación y el acceso a la información son parte del crecimiento de un líder, además según el Objetivo de Desarrollo sostenible #4 contempla que una educación de calidad es la base para mejorar la vida de las personas y el desarrollo sostenible. Es un aprendizaje para toda la vida.

No subestimemos el valor de un libro y si tenés uno que no utilicés donalo y así estás contribuyendo con esta labor social que a largo plazo nos dará comunidades con mejores niveles de educación, podés venir a nuestras oficinas ubicadas en Universidad Americana UAM, C-206 a dejarlos.

No me dan permiso de hacer un voluntariado

¿Te pasa que te morís de ganas de hacer un voluntariado en otro país con AIESEC y tus papás no te dan permiso y te empiezan a decir cosas sobre violaciones, trata de personas, secuestro, venta de órganos y un montón de cosas más que vieron en los noticieros o en las radios del país (o de otros países)?

Pues no te preocupés, porque no sos ni el primero ni el último que pasa por este tipo de situaciones. Es común que los padres se preocupen por sus hijos, sobre todo cuando se trata de un factor de riesgo como lo es viajar solo a otro país; sin supervisión, sin un guía, con el presupuesto limitado y, según muchos padres, sin ningún motivo porque “nada tenés que hacer buscando el peligro”, “buscá cómo estudiar en vez de andar pensando en vagancias”… Y su respuesta se encierra en un rotundo “NO”.

Lo que papá y mamá no saben es que no es vagancia; es el inicio de una vida nueva, de tener otra perspectiva del mundo, de poder hacer algo positivo para nuestra sociedad que aparentemente está en decadencia… y aunque la actitud de nuestros padres es completamente comprensible ya que por desgracia existen muchos riesgos a los cuales podríamos enfrentarnos; no se puede cambiar al mundo con miedo, hay que dar el paso y arriesgarse por un bien mayor.

Uno de los principales miedos de los padres es la trata de personas. Eso no es un problema con AIESEC ya que estamos presente en más de 126 países y territorios, somos la red de jóvenes líderes más grande del mundo y contamos con más de 70 años de antigüedad que respaldan la experiencia que le brindamos a los voluntarios.

aiesec nicaragua

¿Miedo a ser estafados?

¡Nada de eso! En el último semestre (de julio 2016 a enero 2017) 43 voluntarios salieron de su zona de confort para crear un cambio positivo en el mundo; en la Historia de AIESEC en Nicaragua (5 años) hemos impactado más de 250 vidas de voluntariados Nicas que se van al extranjero porque quieren hacer de este mundo un lugar mejor para todos, donde podamos convivir en armonía.

aiesec nicaragua
Es normal que nuestros padres se preocupen por nosotros, por nuestra salud, nuestras vidas… Pero ¿Quién se preocupa por el mundo? Esta es una ardua labor que nos corresponde a todos…