6 pasos para validar tu idea de negocio

Antes de emprender es importante saber si estás en el camino correcto

Ya pasó el tiempo en que emprender era sinónimo de tener una buena idea. A cualquiera se le ocurren ideas, pero estructurar bien una de ellas es un desafío. El tema es que un emprendedor puede tener un millón de ideas por día – algunas pueden funcionar, otras no tanto! ¿Cómo saber la diferencia? Validando tu idea y transformándola en un modelo de negocio. En seis pasos sencillos vamos a compartir contigo las recomendaciones de emprendedores de la región que ya descubrieron el éxito y el fracaso en sus trayectorias.

1Entender tu contexto

Hasta la idea más innovadora e interesante puede no ser viable en la práctica. La innovación puede destacarte en la multitud, pero solamente la utilidad va a garantizar que tu proyecto sea exitoso. Juan Pablo Silvera ya emprendió en Uruguay, Chile y Brasil, y aprendió lo importante que es conectar tu idea con la sociedad y el contexto social, económico y tecnológico en que estás insertado. En 2007, él trabajaba en su emprendimiento TouchIT, una plataforma touch screen para hacer pedidos en restaurantes. Aunque fuera una idea innovadora, hoy en retrospectiva Juan Pablo entiende que la tecnología del momento no era la adecuada para desarrollar el negocio. “Cuando salió por primera vez el iPad en 2009 nos dimos cuenta que esta era la plataforma ideal para desarrollar la empresa, pero ya no teníamos recursos para seguir”, explica el.

2Cuestionar la utilidad de la idea

Emprender implica buscar nuevas soluciones para viejos problemas y un negocio solamente puede tener éxito si tiene personas que lo validan. Martín Pérez es un uruguayo que ha emprendido en todos los continentes. En sus viajes, aprendió sobre la importancia de soñar grande y tener ambición, pero más que todo entiende que hoy es necesario tener una mirada estratégica para definir bien la propuesta de valor que tu idea transmite al público. “A veces creemos mucho en nuestras ideas, pero no logramos ver más allá de ellas”, explica Martín.

Ponerse en los zapatos del potencial comprador o cliente es una buena manera de ejercitar esta visión estratégica. ¿Qué problema estoy resolviendo para mi cliente con esta idea? ¿De qué manera hago su vida más sencilla o positiva? Si no tienes respuestas para estas preguntas, tal vez tu idea necesite ser revisada.

3Buscar modelos que ya existen

Es normal querer ser disruptivo y crear la gran idea del siglo, pero no está nada mal sacar ventaja del mundo globalizado en que estamos inmersos para descubrir qué cosas están siendo hechas en otros lados y como funcionan. Tener ejemplos de modelos de negocios que ya están a todo vapor y son similares a tu idea te puede ahorrar tiempo y recursos para que sepas por dónde empezar y por qué camino seguir. Juan Pablo siempre hace la misma pregunta a un nuevo emprendedor:

¿Qué proyecto en otro país está haciendo lo mismo que tu?

Investigar esta información te va a brindar Good Cases a replicar o Bad Cases que te enseñan a adaptar tu modelo de negocio y tener una idea más viable.

4Vender!

Cuanto antes tu idea esté en el mercado, más rápido vas a saber si funciona o no. Algunos emprendedores tardan mucho tiempo desarrollando la idea buscando la perfección, cuando en verdad emprender debería ser mucho más sencillo. “Muchas veces los clientes no quieren un super producto, pero si un producto que llegue en tiempo y forma!”, comenta Juan Pablo, que cree que es importante generar ventas desde el día uno en un emprendimiento, para poder descubrir en la práctica si el producto sirve o no.

5Buscar apoyo externo

Actualmente, nadie más piensa que un emprendedor es un ser brillante que logra todo solo. Hay diferentes oportunidades para quien quiere emprender y necesita una mano extra, sea en relación a feedbacks, inversión o networking. Martín participó recientemente con su start up iKnew!t de un aceleradora intensiva y durante 6 meses estuvo desarrollando su proyecto al lado de otros 50 emprendimientos. El programa brindaba sesiones de capacitación, coaching con mentores y espacios de networking para conocer posibles clientes e inversores. “Fue muy buena experiencia, principalmente porque entre los emprendedores compartíamos mucho también”, cuenta el, que ve en la colaboración una manera muy positiva de enriquecer una idea.

En Latinoamérica, diferentes programas públicos y privados ofrecen subsidios financieros, sistemas de mentoría, incubación y aceleración de proyectos, entre otros. Conocé algunosaquí.

6Preguntar, preguntar y preguntar

No tengas miedo de parecer molesto: es preguntando que uno aprende! Y no vale solamente buscar feedback de los compañeros o familiares: para que el emprendimiento pueda crecer, necesitas una visión más imparcial.

Muchas veces el emprendedor dice la idea a la familia, a los amigos y todos le tiran para adelante, pero a veces necesitas feedback más duro, de alguien que no te va a apoyar solo porque sos conocido. Creo que eso sirve mucho en una etapa temprana”, opina Martín.

 

Otros emprendedores, personas con experiencia en el área y hasta mismo potenciales compradores pueden evaluar tu idea con más objetividad y darte sugerencias sobre como volver tu proyecto más interesante.

Read more

Pero pude aprender a vivir en otro país, sin mi familia cerca

Al inicio de mi proyecto yo venía a Costa Rica  un poco confundida ya que no entendíAnielka AIESEC Nicaraguaa muy bien cual iba a ser mi trabajo en la organización y no llevaba muchas ideas para desarrollar por lo mismo que no sabia que íbamos a realizar pero ya llegando aquí ellos nos brindaron unas charlas de como se atienden las personas con capacidades diferentes, que es lo que trata mi proyecto, darles asistencia pero al mismo tiempo dejando que ellos decidan o tomen decisiones, solo es darles un empujón para que sean independientes.

Eso me ha gustado mucho, que ellos no se atan a los asistentes, ellos buscan como tener una vida como todos, solo que tienen una pequeña diferencia, pero son personas que luchan cada día para que la sociedad los tome en cuenta.

Que el ambiente este apto para ellos, que puedan desplazarse en las calles o buses tranquilamente y que los incluyamos en la sociedad muchas de estas personas dejan Anielka AIESEC Nicaraguaa su familia para llevar una vida independiente valiéndose ellos solos en ciertas cosas.

Pude aprender a vivir en otro país sin mi familia cerca, a poder organizar mi dinero de acuerdo a un presupuesto e ir dejando poco a poco la pena ya que soy una persona en ocasiones tímida y callada. Me encanto que Costa Rica cuida mucho su medio ambiente y tratan de aprovecharlo con un turismo ambiental pero muchas veces tienen un mal concepto de nosotros los Nicaragüense y por eso los jóvenes nicas tenemos  la responsabilidad de cambiar las barreras que nos dividen o hacen tener malos entendidos.

Atentamente,

Anielka Mendoza


No importa país, sino lo que vivirás

Una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida, ha sido tener un intercambio dearmando - AIESEC Nicaragua voluntariado. No importa país, sino lo que vivirás, saber qué haces lo que te gusta y lo haces para ayudar no por dinero o un reconocimiento.

Trabajar en una organización con niños, adolescentes y adultos con autismo y síndrome de down  es algo muy lindo e increíble, pero a la vez complicado. Nosotros notamos que ellos son adultos por fuera, pero la realidad es otra, siguen siendo niños.

Mi choque cultural no fue muy grande, si fue el cambio de moneda y el Armando - AIESEC Nicaraguaacento o hablado, pero creo que te acostumbras con el tiempo. Una de mis malas experiencias fue andar en autobús, el tráfico y no saber al lugar que te diriges por tu ubicación es lo peor.

Antes de hacer mi intercambio, pensé que sería un poco aburrido y que pasaría trabajando 100% pero en el primer momento al venir a El Salvador, cambio toda mi perspectiva y desde ahí supe que sería un experiencia totalmente increíble e importante en mi vida.

Planear un intercambio no solo conoces otro país, lugares, personas, gastronomía y culturas diferentes sino también, te abre puertas profesionalmente y sobresalir en lo que sabes hacer y te gusta.

Atentamente,

Armando Moraga


¿Cómo encuentro mi propósito siendo joven?

Cada vez que no me quiero levantar de la cama y mi espíritu procastinador se apodera de mí, trato de recordarme a mí misma que la razón por la que hago las cosas es por un propósito mucho más grande. No siempre funciona pero les aseguro que es una técnica muy buena para reencontrar tu motivación,  claro el punto es encontrar un propósito para todo lo que hacemos, como si fuera tan fácil encontrarlo como dicen las películas y los libros.blog aiesec nicaragua 1

Sin embargo un beneficio que tenemos como jóvenes es que podemos hacer muchas cosas a la vez; estudiar, ser voluntario, proyectos personales, practicar un deporte, etc. Esto es algo que me ha ayudado a sentirme mucho más cerca de saber lo que quiero hacer en la vida, ir descubriendo poco a poco aquellas actividades que más disfruto.

En segundo año de la carrera comencé a integrarme a proyectos y grupos de voluntarios. Primero en Reto 2035 (Bono cambia tu vida) generando conciencia en los jóvenes universitarios de la oportunidad que representa el bono demográfico para nuestro país y posteriormente  AIESEC en Nicaragua, esta organización que provee experiencias de liderazgo en el mundo entero, ambos me han ayudado bastante en esta búsqueda intensa y tortuosa;

Porque al tomar un rol distinto cada vez que se te presente encontrás tantas cosas nuevas que te gustan, que vas aprendiendo, que anteriormente por miedo, comodidad o pereza pensaste que no eran para vos o no te gustaban, literalmente eso me pasó a mí.

Yo nunca creí que disfrutara organizar eventos o hablar en público, como iba a saber si era creativa si no trataba de serlo o que se me facilitaraiesec nicaragua 2ía hacer networking si me aferraba a pensar que venderle ideas a extraños no iba conmigo, quien sabe, seguro iba a terminar haciendo algo que no me apasionara tanto solo por no descubrirlo.

Evidentemente no es algo que encontrás de la noche a la mañana, suele ser muy difícil porque comenzás a retarte a vos mismo, salir de lo rutinario, de lo que estás acostumbrado , desafiar tus límites y desarrollar habilidades, sin embargo todo esto se te hace más fácil cuando te rodeas de personas que te apoyan, perteneciendo o liderando a un equipo que tenga praiesec nicaragua 3opósitos personales distintos, diversas maneras de pensar, habilidades y talentos que los complementan pero
que también trabajan por un objetivo en común y eso es sumamente enriquecedor.

Y quiero concluir con una recomendación, invertí tiempo en vos y en encontrar eso para lo que estás hecho, lo que realmente disfrutas, invertí en tu aprendizaje, en desarrollar tus habilidades, desafiar tus límites, te aseguro es divertido, apasionante, incómodo pero  vale la pena. Es increíble cuanto tiempo terminamos desperdiciando haciendo nada o algo que ni nos gusta. Solo ponete a pensar una persona que admirés por su talento, ¿dónde estaría  si no hubiera invertido tiempo en desarrollarlo?

Atentamente,

Ana Bustos Delgadillo


 

Ahí aprendí lo afortunado que era, lo mucho que tenía y tal vez no apreciaba a diario

Cuando me decidí a romper ese paradigma de ir a otro país sin ningún conocimiento sobre el mismo, pasando de estar con tu familia a vivir una aventura llena de enseñanzas, me di cuenta que yo podía ser ese agente de cambio que Nicaragua necesita, después de atravesar un reto que cambiara mi vida.
Bajo esta premisa me lancé con un mar de emociones en mi cabeza, empezando un viaje de alred12992350_1083496615041520_1877469932_nedor de 23 horas, 2 escalas, sólo, sin expectativas, sin saber qué me depararía los siguientes dos meses. Finalmente estaba en Medellín, ciudad capital de uno de los departamentos más grandes de Colombia.
Jardín de Amor, una fundación encargada de alrededor de 50 n12992927_1083496371708211_1139636432_niños con trabajos sociales diferentes y con más de 250,000 necesidades; ese fue mi lugar de trabajo en un proyecto llamado “Golombiao”, donde tomé el rol de “Trainee”. El mismo constaba de dar sesiones de educación en valores no formal a niños de edades 4 hasta los 12 años lo cual era muy desafiante y serio, por lo tanto tenía que estar a la altura de las expectativas. Afortunadamente, no era el único en el proyecto y tenía un compañero de Costa Rica quién se llama Eduardo y estudia psicología.

Suena fácil pero no lo fue, ahí aprendí lo afortunado que era, lo mucho que tenía y tal vez no apreciaba a diario.
El trabajo con los niños me hizo muy sensible, hizo que apreciara cada sonrisa, cada emoción al realizar actividades, cada abrazo que te daban con todo el agradecimiento y amor por lo que hacías por ellos. Cada lagrima que solté al momento de decirle adiós con el corazón en la garganta, pero con una paz por todo lo que hicimos juntos.
Durante mis 6 semanas viví experiencias que me sacaron de mi zona de confort e hicieron en mí una persona muy diferente a la que se fue en febrero del 2016.

Es hermoso ver como jóvenes de Colombia, Bolivia,Costa Rica, Estados Unidos y Nicaragua con diferencias en personalidades, costumbres, modismos, idiomas y tradiciones, compartíamos una misma experiencia, que te llena por dentro.
Pienso que ese valor agregado que tiene la persona que se va de intercambio, aiesec nicaragua carlos acuña fue lo que más me llamó la atención, porque somos personas soñadoras que creen que el mundo va a ser mejor si ponemos nuestro pequeñísimo granito de arena, ya sea en Colombia, Nicaragua, Costa Rica, Estados Unidos o Bolivia. De mi intercambio me llevo tres familias Colombianas, son el amor puesto en personas; amistades cortas pero fuertes, lugares maravillosos, paisajes únicos, sonrisas sinceras. Un pueblo que es muy amable y acogedor. Pero lo que se quedará conmigo es ese cambio que mi intercambio hizo en mí. Todos teníamos el mismo foco, hacer ese impacto positivo en la sociedad colombiana (Medellín) y cómo ese impacto iba a influir en nuestras vidas personales e implementarla en nuestro país de origen.

Atentamente,

Carlos Acuña


Por eso al final ese miedo de no saber que esperar, se volvió en fuerza

Creo que una página no sería suficiente para describir cada una de las experiencias que pude vivir durante los 2 meses que estuve en Brasil.

Comencemos desde mi llegada, al llegar me sentí un poco extraño y no sabia lo que iba a ocurrir allá,

  • como me iban a tratar en mi casa host
  • como iba a desenvolver mi trabajo voluntario

DSC05718 (1)Sin embargo con el pasar de los días iba ganando confianza en mí mismo y yo sabia que tenía la capacidad para realizar un excelente trabajo voluntario de poderme relacionar sin ningún problema con las personas que me rodeaban y así fue, mi host Luciana fue la mejor, las personas de APADEFI que fue la ONG donde estuve trabajando fueron súper amables, siempre dispuestos a apoyarme y trabajar junto con migo, por eso al final ese miedo de no saber que esperar se volvió en fuerza y confianza en mí mismo, lo que me permitió dar lo mejor de mí mismo durante el tiempo que estuve allá.

Aproveche el tiempo y pude mejorar mi portugués, yo había estudiado portugués en la embajada de Brasil en Nicaragua, pero luego de 2 meses allá, escuchando y hablando portugués todos los días puedo decir que realmente mejore o mejor dicho pulí todo lo que había aprendido en Nicaragua.

Muchas de las personas en Volta Redonda no conocen Nicaragua, piensan que somos una isla, hasta que somos parte de África XD, algo muy interesante es que ellos a todos los extranjeros les llaman gringos cosa que para nosotros es extraña porque nuestros gringos son los de Estados Unidos, fui llamado de Boliviano, Peruano, Chileno menos de Nicaraguense y hasta cierto punto lo entiendo porque llegan muy pocas noticias de Nicaragua allá. Pude dejar un poco de cultura Nica allá, por ejemplo algunos dichos, muchas palabras en español, ellos probaron dulces y rosquillas Nicaraguenses, en fin pude mostrarles como éramos los Nicas y que nos parecíamos mucho en el trato amable, gastronomía y estilos de vida.

DSC06109Puedo decir con certeza que el pueblo Brasileño es muy hospitalario, amigable, buena gente, moridores y siempre te van a recibir de brazos abierto, lo que al final complica la despedida, llegas con miedo y luego no te quieres ir hahahaha que ironía pero es linda la experiencia y más si encuentras el amor cuando nunca lo fuiste a buscar 😉 pero eso ya es otra historia.

Gracias a AIESEC pude hacer amigos de muchos países, conocer lugares lindos, aprender una lengua nueva y di a conocer a mi país, si no hay algo mejor entonces qué??? Y eso sin meter que mejoras tus aptitudes como profesional, el liderazgo y toma de decisiones que al final son cosas que vamos a llevar con nosotros por siempre.20160123_104633

Para mí TODOS en algún momento de nuestra vida deberíamos hacer un intercambio, no necesariamente a Brasil, puede ser a cualquier país, no importa, lo lindo es la experiencia, el intercambio de cultura y la gente que te vas encontrando en el camino que al final te cambian la percepción del mundo y te permite expandir tus horizontes y ver que nuestra realidad aquí en Nicaragua no es tan diferente de cómo es en otros países.

Atentamente, 

Jorge Luis Ruiz Barberena


 

Di a conocer parte de la música nicaragüense, en las tardes de ‘mates’

Hola!

Historias que viví en mi intercambio (Argentina) son innumerables, di a conocer parte de la música nicaragüense  en las tarde de ‘mates’ con las familias argentinas que compartí, reginacardoza3las veces que me perdí en las calles de Buenos Aires, las veces en que malinterpretaban palabras que en mi país son comunes, las veces en las que me enseñaron a vivir un poquito más, las noches de fiestas y karaokes, etc.

Aprendí a ayudar a los demás, a sensibilizarme más con la personas y entenderlas. Aprendí que cada uno detrás de una sonrisa tiene una historia que contar. Aprendí que fuera de mi zona de confort puedo ser fuerte y cambiar mi manera de pensar.

El choque cultural fue más que todo en las palabras y el acento argentino, las confusiones de palabras fueron graciosas.

De mi intercambreginacardoza 4io esperaba salir de la comodidad de mi casa, entender el mundo, a las personas, descubrir cosas nuevas, cultura nueva, salir de los aires que estaba acostumbradas.

Atentamente,  Regina Cardoza