Antes de irme… Confieso que dudaba mucho

En la vida prefiero ser quien cuente la historia y no quien la escucha.

Estuve en Culiacán, Sinaloa, trabajando en un proyecto para el desarrollo personal de niños de escasos recursos en la ciudad de Navolato. Durante ese período de tiempo aprendí en qué consistía realmente la solidaridad, conviviendo con esos niños en su misma circunstancia, sobre la alegría y la felicidad que te da el compartir lo poco que tuvieras con los que tenían menos. Ví lo maravilloso que era colaborar de forma desinteresada enfocados hacia un mismo fin uniendo los esfuerzos de todos  y lo más importante era el hecho de sentirme satisfecha conmigo mismo sin importar lo cansado que fuera mi día.veronica 2

 

El hecho de compartir mi tiempo con personas de diferentes países me enseñó a respetar las ideologías y c
ultura de los demás. Me di cuenta de lo increíble qué es vivir y lo maravilloso que es el mundo. Estar rodeados de personas que a pesar que hablan tu mismo idioma tienen acentos diferentes, culturas y costumbres; y al juntarnos éramos una gran familia sin fronteras.veronica 4

Sin duda alguna he tenido una experiencia muy beneficiosa. Aprendí muchas cosas, desde la vida en general, tanto como de los niños, extranjeros, mis dos familias mexicana y hasta aprendí portugués. Ver algunos brasileños que solo sabían decir “Hola. ¿Cómo estás?” y otros que quizás sabían un poquito más y que al final terminaran hablando increíblemente el español, me hizo sentirme muy orgullosa de ellos.

Antes de irme, confieso que dudaba mucho que por que a muchas personas les gustaba irse de intercambio o porque formaban parte de AIESEC. Pero ahora que lo he vivido he obtenido grandes experiencias e incluso un desarrollo personal. Hay que vivir sin miedos, tenemos que afrontar los retos de cada día pero sobre todo valorar cada momento y a cada persona que conoces. att Verónica Yadiraveronica 3

Cambiá el mundo y cambiate a vos mismo, hacé tu propia historia. Ingresa a aiesecni.org/voluntarioglobal

Idiosincrasia para conservar nuestros rasgos Nicaragüenses

ASPECTO CULTURAL

Conocí muchos lugares del país, playas, mares, lugares históricos maravillosos, como Ipanema, Rio de Janeiro y su carnaval, Copacabana,entre otros.  Recibí clases de historia y hasta de portugués gracias al programa de AIESEC, tuve muy buen equipo de trabajo con el que colabore todo el tiempo, conocí personas de varios países  e hice muy buenas amistades, fue una linda experiencia, llegué a quererlos a todos como mi propia familia.

Otra área muy importante que tengo que recalcar es la PARTE SOCIAL: la interacción y la comunicación fueron uno de los principales elementos en todo mi viaje

sumándole un toque de idiosincrasia para conservar nuestro rasgos Nicaragüense y así poder representar nuestro país de una forma positiva, carismática y  conservar un estilo único ante el mundo, la actitud positiva en todo momento fue la mejor estrategia hacer las cosas con pasión y amor  para lograr la meta propuesta.

PARTE LABORAL: El trabajo fue uno de mis principales objetivos  ya que deseaba adquirir nuevas experiencias que me permitiera en elcesia3 futuro otras oportunidades laborales.  Trabajar en una ONG me ayudò a obtener más conocimientos, considerando que mi proyecto estaba dirigido al MARKETING, àrea muy importante en mi carrera  y es donde yocolaborè  con gran satisfacciòn, dedicaciòn y deseos de ayudar a los demás. Me gusto mucho esa experiencia ya que fue mucho más bonita de lo que pensé   más allá de la responsabilidad que asumiría y con lo eficaz que debía trabajar, llegaron  a crecer nuevos sentimientos,  por ejemplo el estar rodeada de gente agradable y estar  cerca de las personas beneficiadas por la ONG me hizo sentirme muy bien conmigo misma,  siempre busque la forma de compartir con ellos, a pesar que yo trabajaba más en lcesia5a parte interna, me daba cuenta de la felicidad de los demás y eso me hacía sentir feliz, sentí un gran crecimiento y satisfacción personal no solo laboral sino también en la ESPIRITUAL.